Saber cuándo subcontratar

¿Podría la subcontratación ser una solución para su negocio?

La subcontratación puede ser una herramienta estratégica para hacer que su empresa sea más productiva y rentable, si sabe cuándo aprovecharla. Tenga en cuenta los siguientes criterios al decidir si desea subcontratar:

  • La actividad no es fundamental para generar ganancias o éxito competitivo.
  • El trabajo es rutinario y desperdicia tiempo y energía valiosos.
  • La tarea es una necesidad que es solo temporal o que se repite en ciclos.
  • Es menos costoso que alguien más lo haga que hacerlo internamente.
  • La actividad puede realizarse internamente de forma más barata, pero agota los recursos que podrían utilizarse mejor en otros lugares.
  • La habilidad requerida es tan especializada que no es práctico que un empleado regular la haga.
  • La actividad no es algo que la gente disfrute.

La subcontratación es una opción viable para todo, desde nómina, contabilidad, fabricación y entrega hasta servicio al cliente, capacitación de empleados, administración de propiedades y servicios informáticos. La ventaja clave de la subcontratación es que le permite invertir sus recursos en actividades más rentables. Las empresas, sin embargo, deben tener cuidado de no subcontratar funciones que parezcan insignificantes, pero que en realidad son esenciales, como las operaciones de servicio al cliente en una pequeña empresa que se basa en establecer una relación con una base de clientes leales.

Una vez que haya decidido subcontratar un área en particular, aquí hay algunos consejos para encontrar y trabajar con una empresa que sea adecuada para usted:

Haz tu tarea. Solicite a las empresas de su zona recomendaciones sobre buenas empresas de subcontratación y busque en Internet una lista más completa de los servicios disponibles.

Pídale a las empresas que investiga que le den referencias de clientes y entreviste a estos clientes para averiguar qué tan confiables y flexibles son sus servicios.

Seleccione una empresa compatible. Elija una empresa que comprenda sus necesidades y pueda satisfacerlas. Diseñe un contrato que le permita ajustar los términos del acuerdo para adaptarse a cambios imprevistos. Un arreglo que es satisfactorio ahora puede no funcionar en el futuro si la empresa se expande o aumenta la competencia.

Establezca los estándares que espera. La subcontratación significará la pérdida del control directo y la supervisión, por lo que es imprescindible comunicar los estándares de desempeño que espera. Describa estos estándares en el contrato en detalle y verifique a la empresa periódicamente para asegurarse de que esté haciendo su trabajo correctamente.

Haga arreglos para una comunicación constante. Programe reuniones periódicas con su personal de subcontratación para mantenerse informado y discutir los problemas cotidianos que han encontrado. Si se mantiene al tanto de lo que sucede, puede prevenir problemas potenciales y mejorar el funcionamiento de su empresa.

Seguro seguro para emergencias. Asegúrese de tener un sistema de respaldo en caso de que la empresa de subcontratación no pueda llevar a cabo. Un servicio de contabilidad, por ejemplo, debe proporcionar a su empresa una copia de los registros de respaldo o almacenarlos en una ubicación separada.


Rutherford Publishing, Inc. produce boletines informativos que ayudan a las personas y organizaciones a descubrir cómo emprender acciones positivas en áreas clave de sus vidas y animar a las personas a utilizar más su potencial. Los boletines incluyen: Total Wellness®, Tyme Management ™, The Total Leader ™ y The Total Person ™. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí