Ideas de negocioIndustria de la moda

Cómo preparar una imagen para serigrafía

La serigrafía es el proceso de presionar la tinta a través de una pantalla de malla estarcida para crear un diseño impreso nítido. El proceso a veces se llama serigrafía o serigrafía, pero todos estos nombres se refieren al mismo método básico.

Este proceso es tan popular que una amplia gama de industrias diferentes utilizan productos que han pasado por el proceso. Entonces, incluso si nunca ha oído hablar del término antes de hoy, es probable que haya usado o usado un producto serigrafiado en algún momento sin siquiera darse cuenta.

La serigrafía se ha hecho un hueco porque se sabe que produce colores vivos, incluso en telas más oscuras. La tinta o pintura también se coloca en capas sobre la superficie de la tela o el papel, lo que le da a la impresión una calidad agradable al tacto.

La técnica de serigrafía también se ve favorecida porque permite a la impresora reproducir fácilmente un diseño varias veces. Debido a que la misma plantilla se puede usar para replicar un diseño una y otra vez, es muy útil para crear múltiples copias de la misma prenda o accesorio. Esto hace que la serigrafía sea una técnica muy eficaz para crear grandes lotes de ropa personalizada por cualquier motivo.

Los artículos impresos, especialmente las camisetas, son una forma ideal de promocionar su negocio, organización o evento. Son un artículo promocional que las personas pueden usar y tienen la ventaja adicional de ser un anuncio para usted.

Antes de imprimir una imagen en una tela mediante serigrafía, la imagen debe diseñarse y dimensionarse adecuadamente en una computadora. Luego se agregan las dimensiones correctas y la imagen se envía para imprimir. Estos son los pasos típicos por los que pasa una imagen antes de que esté lista para ser impresa.

Cómo preparar una imagen para serigrafía

Para preparar su imagen o arte para pasar por la serigrafía, debe seguir estos pasos establecidos.

  1. Prepare su arte

Antes de enviar su imagen para la impresión de pantalla, primero debe prepararla imputando el tamaño apropiado. Todos los archivos que desee serigrafiados deben tener al menos 300 ppp o formato vectorial. Si su archivo no es de 300 ppp, no puede simplemente aumentar la resolución del archivo. Esto se denomina “muestreo superior” y dará como resultado una imagen borrosa. Si está creando su archivo en Adobe Illustrator u otro software basado en vectores, simplemente cambie el tamaño de su imagen al tamaño que desea que se imprima.

2. Planifique los colores a utilizar

Los colores son muy importantes en la serigrafía ya que hay que utilizar colores que hagan justicia a la imagen. Si ya tienes los colores establecidos por las personas que son dueñas del trabajo, entonces debes planificar cómo mezclar los colores para que salgan muy agradables. Planificar su paleta de colores por adelantado es muy útil. Si crea diseños de maquetas para probar los colores, ayudará drásticamente con cualquier problema en lo que respecta al tiempo de impresión.

Elegir un esquema de color no es tan importante cuando tienes una obra de arte que ya está diseñada. Aunque es útil pensar en qué color de camisa le gustaría que se imprimiera el diseño. Si su gráfico es del mismo color que la camisa, esto se puede utilizar para acentuar el diseño utilizando el espacio negativo en el medio de su impresión. Tenga en cuenta que los colores coincidentes alrededor del borde exterior de su diseño no serán visibles.

Para garantizar la máxima visibilidad, asegúrese de tener contraste entre los colores de la tela y la tinta. Si lo que ya se ha dicho lo hace sentir fuera de su alcance, asegúrese de consultar herramientas como Adobe Color que pueden ayudar a que su diseño sea lo mejor posible.

3. Cree capas para cada color

La forma más confiable de producir una imagen para serigrafía es prepararla manualmente en Adobe Illustrator. Cada uno de los tres colores formará una obra de arte separada en una capa separada, utilizando elementos de la imagen principal para cada color. El uso de capas no afecta la forma en que la impresora de pantalla genera la imagen; simplemente le facilita el trabajo.

Al abrir la ilustración vectorial en Illustrator, se presenta el gráfico en la Capa 1. Seleccione el menú desplegable en la ventana Capas y seleccione Duplicar capa dos veces, para producir tres capas del mismo gráfico; nombre las tres capas después de sus respectivos colores, ya que esto ayudará a evitar confusiones más adelante. Asegúrese de que el orden de los colores sea correcto: la capa inferior es blanca; la siguiente capa de color es naranja; y la capa superior es el rojo oscuro, que se imprimirá en último lugar, sobre los otros colores.

4. Cree una capa de color de fondo temporal

En esta etapa, si la obra de arte se está preparando para imprimirla en una camiseta oscura, debe crear una cuarta capa para un color de fondo temporal y nombrarla Fondo temporal. Se dibuja un rectángulo del tamaño completo del tablero de arte y se le da un color oscuro; esta capa se eliminará más adelante en el proceso. Arrastre la capa a la parte inferior de las capas y bloquéela. Cada color de su obra de arte produce una pantalla separada, y el orden en el que se imprimen los colores suele ser del más claro al más oscuro.

5. Dimensione su diseño

La imagen de la serigrafía debe tener el tamaño que debe imprimirse. Si desea que su impresión tenga 10 ″ de ancho, asegúrese de que el diseño real dentro del archivo sea de 10 ″ de ancho, no solo el fondo de su archivo de diseño. Vaya a la página de plantillas de camisetas, descargue la plantilla adecuada y coloque su diseño en la plantilla del tamaño que le gustaría que apareciera en la camiseta.

6. Elimine el exceso de objetos de la capa

La primera capa en la que se trabajará es la capa blanca inferior. Oculte las capas naranja y rojo oscuro haciendo clic en el icono Ojo junto a sus capas y asegúrese de que la capa blanca esté seleccionada en la ventana Capas haciendo clic en su nombre. Como la capa de arte se duplicó por completo, todos los objetos del gráfico están en esta capa; algunos objetos deben eliminarse, dejando las formas que forman el contorno blanco del cohete, el texto y las formas de abanico naranja que se utilizan en el fondo.

7. Utilice Adobe Illustrator

Si tiene acceso a Adobe Suite, entonces debería usar Illustrator para crear sus diseños.

¡Asegúrese siempre de guardar sus diseños en formato vectorial! A diferencia de otros formatos (JPEG, GIF o BMP), las imágenes vectoriales se pueden cambiar de tamaño sin sacrificar la calidad. Esta técnica ayuda especialmente si planea imprimir el mismo diseño en diferentes materiales como tarjetas de presentación, postales, camisetas y pancartas / vallas publicitarias. Si guarda su diseño en este formato, se imprimirá claramente en todos los tamaños.

Cuando usa otros productos, como Photoshop, está creando una aplicación basada en ráster. Esto significa que está prácticamente atascado con las dimensiones originales. Esto puede afectar en gran medida la calidad del proceso de impresión y el producto final.

Un consejo que no debe tomar es que siempre debe crear su diseño a mayor escala y resolución de la que necesita. Puede reducir el arte sin problemas, pero no al revés. Es como agregar sal a su plato cuando cocina: siempre puede agregar más sal a la comida terminada, pero no puede quitarla si agrega demasiada mientras está cocinando.

Si su obra de arte está dibujada a mano y necesita digitalizarse, asegúrese de haber escaneado su diseño con la resolución correcta. Generalmente, si el dibujo es de tamaño real, el escaneo a 300 ppp producirá el mejor resultado final. Si su diseño se ha dibujado en una escala del 50%, escanee su obra de arte al doble de resolución que, en este ejemplo, sería de 600 ppp.

8. Guarde una copia para usted y otra para imprimir.

A veces surge un problema durante la impresión que requiere que la obra de arte se edite más. Es importante que cuando envíe su diseño, guarde una copia que pueda editar usted mismo en caso de que surjan ajustes durante el proceso de impresión.

Generalmente, estas son las pautas que debe seguir para producir un archivo de impresión viable:

Si usa Illustrator:

  • Resuma todas las fuentes en negro.
  • Incrustar enlaces ráster.
  • Guarde archivos como AI, EPS o PDF.

Si usa Photoshop:

  • Rasterizar capas de texto.
  • Fusiona las capas imprimibles.
  • Guarde archivos como PSD, TIF, PNG o PDF.

Tenga en cuenta que, independientemente del programa que utilice, debe crear una capa separada en su obra de arte que represente el color de su prenda (¡sin aplanarla!).

Conclusión

Muchas impresoras de pantalla tienen diferentes formas de preparar sus imágenes para la impresión, pero el formato general que se enumera arriba es. Seguir esta progresión asegurará que no cometa errores, pero también debe averiguar qué necesita la impresora en particular que está utilizando y seguir adelante.

Emprendedor Digital

Blogger profesional, emprendedor apasionado de los negocios por internet. En busca de ideas innovadoras para emprender ya.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba