Belleza y cuidado personalIdeas de negocio

Cómo limpiar su equipo de fabricación de jabón

Cuando los fabricantes de jabón comienzan a fabricar un lote de jabón, la limpieza suele ser lo más alejado de sus mentes. No cuando hay ingredientes en los que pensar, herramientas y equipos que reunir y procesos de los que tomar nota. Después de haber medido, calentado, mezclado, agitado y finalmente vertido jabón en el molde. Cubres el molde suavemente con una toalla y lo dejas a un lado para completar el proceso por sí solo. Luego, te das la vuelta y ves el desastre que has dejado atrás. Si es la primera vez que fabrica jabón, es posible que no sepa por dónde empezar.

Hacer jabón no es como cocinar, ya que la mayoría de los ingredientes involucrados pueden ser potencialmente peligrosos para la piel, las superficies de las mesas y también pueden obstruir los desagües. Inmediatamente después de la fabricación de jabón, su equipo se cubre con un lío aceitoso y ligeramente cáustico. Al limpiar, es importante usar guantes para protegerse las manos. Si bien la mayor parte de la saponificación ya ocurrió, la masa de jabón aún puede irritar la piel. Algunos fabricantes de jabón también se aseguran de usar gafas para proteger sus ojos, mientras que también usan un delantal para proteger el cuerpo.

Si se está preguntando cómo solucionar el problema de la producción de jabón, estas son las formas seguras de limpiar sus utensilios después de hacer un lote de jabón.

Equipo de preparación para el lavado

Cuando haya dejado a un lado el jabón para que se seque y esté listo para comenzar con la limpieza, hay ciertos preparativos que debe hacer. Para reducir el desorden y el aceite en su fregadero y cañerías, limpie sus sartenes, utensilios de silicona, cucharas de metal y todos los demás equipos con toallas de papel. Consígalos lo más limpios posible antes de que se acerquen al agua del plato. Si sus cacerolas y otros utensilios no se limpian antes de comenzar a lavar, todas las grasas y aceites congelados bajarían y obstruirían sus desagües. Aparte de lo que sucede después de que se va por el desagüe, las bandejas de jabón sucias convertirán el agua del plato en un desastre aceitoso al instante. Lo que significa que deberá drenar y rellenar varias veces si no limpia su equipo.

Recipientes de lejía limpios de forma segura

La lejía suele ser una de las principales preocupaciones al lavarse después de hacer jabón. Su primera preocupación de limpieza debe ser lidiar con el equipo que entró en contacto con la lejía. Deberá lavar la jarra y la taza medidora que usó para mezclar la lejía en la solución. Es probable que queden varias gotas, así que asegúrese de enjuagarlas bien con agua.

Enjuaga la cuchara que usaste para agregar la lejía, así como cualquier cosa que pueda haber estado en contacto con la lejía, como tus guantes y un termómetro. Mire cuidadosamente alrededor de su estación de fabricación de jabón en busca de gotas o gránulos de lejía que puedan haberse caído al preparar la mezcla de jabón. Todos estos deben recogerse y limpiarse para evitar daños.

Limpieza de recipientes y herramientas de jabón crudo

Una vez que haya tratado con la lejía pura sin diluir, también tendrá que lidiar con el jabón crudo. En realidad, todavía no es del todo jabón, ya que todavía hay mucha lejía y aceites en sus utensilios. Dependiendo de cuándo comenzó la limpieza, es posible que la mezcla haya comenzado a saponificar, pero aún es algo cáustica. Si bien no lo quemará tanto como la lejía pura, causará cierta irritación en su piel y puede quemar sus ojos si logra entrar allí.

En primer lugar, raspe hasta la última gota de jabón de la olla y en los moldes de jabón con una espátula de goma. Con menos desperdicio, hay menos que limpiar. Luego, puede limpiar la olla con toallas de papel y tirarlas. Esto dejará la olla lo suficientemente limpia como para lavarla con agua y ponerla en el lavavajillas. Si no quiere lidiar con toallas de papel y limpieza, puede usar mucha agua caliente y jabón y lavarlo por el desagüe. El riesgo leve es que los aceites y la lejía aún no sean jabón, por lo que es posible que algunos de ellos se peguen en el desagüe. Esta es la razón por la que esencialmente necesita extraer la mayor cantidad de aceite posible.

Licuadoras de varilla de limpieza

Las licuadoras de varilla son otra cosa molesta para limpiar después del proceso de fabricación de jabón. Las licuadoras de barra, también llamadas licuadoras de inmersión, son extremadamente fáciles de limpiar, siempre y cuando las esté limpiando poco después de haber terminado de hacer el jabón. Menos si el jabón se endurece sobre ellos. Use una espátula para raspar la masa de jabón del exterior de la cabeza y, con suerte, en su molde. A continuación, llene una jarra o una palangana con agua caliente y jabón, introduzca la cabeza de la batidora hasta el fondo para que toque el fondo. Luego, enciéndalo durante unos segundos. Voilà, casi toda la masa de jabón está fuera de la cabeza. Es posible que aún esté grasoso después de esto, así que deje la cabeza a un lado para un lavado adecuado después.

Tratar con colorantes de jabón

Una de las cosas más difíciles de limpiar son los colorantes para jabón. Por su naturaleza, pueden manchar con mucha facilidad superficies y ropa. Algunas especias como la cúrcuma también lo harán, al igual que otros colores naturales, y también les encanta pegarse dentro de frascos y recipientes. Si utiliza pigmentos minerales, estos también pueden “manchar” pero no de la misma manera. Las pequeñas partículas se abren paso en la tela, las superficies de esmalte e incluso el plástico. Si usa cucharas medidoras de plástico o goma, notará que estos minerales se decoloran fácilmente, por lo que le resultará más fácil cambiar al acero inoxidable para facilitar la limpieza.

Con colorantes, limpie todo con toallas de papel y deséchelo. Si tiene un derrame en el mostrador, intente contenerlo primero antes de rociar e intentar limpiar. Créame, se manchará por todas partes si lo deja.

Superficies de limpieza

Una vez clasificados los platos y el equipo, quedan encimeras y otras superficies para limpiar. Nuevamente, use toallas de papel, limpie cualquier mancha o suciedad grande y deséchela. Luego rocíe todo con su limpiador de superficies de cocina normal y límpielo bien.

El vinagre puede neutralizar la lejía, pero es posible que no tenga que usarlo a menos que haya tenido un derrame de lejía. Pero debe tener en cuenta que se necesita mucho vinagre (ácido acético) para neutralizar la lejía (base de hidróxido de sodio).

El método de la bolsa de basura

Para los enjabonadores que quieren evitar tirar los aceites por el fregadero, el método de limpieza con bolsa de basura es una excelente opción. Una vez que haya terminado con la fabricación de su jabón, coloque todos los tazones y utensilios de jabón en una bolsa de basura grande y resistente. Ate la bolsa de basura cerrada y colóquela en un área donde no sea molestada por familiares o mascotas. El garaje, el lavadero o el exterior pueden ser buenos lugares para dejar la bolsa de basura. Deje reposar la bolsa durante 48 a 72 horas. Durante este tiempo, el jabón sobrante comenzará a saponificar y endurecer. Básicamente, se convierte en jabón en los contenedores. Una vez que el jabón se haya endurecido, sáquelo de los recipientes con una espátula. Algunos jabones tiran el jabón sobrante o buscan un proyecto para incorporarlo. Una opción es usar el jabón sobrante para crear jabón para lavar.

Algunos consejos útiles

Use una espátula para raspar la mayor cantidad posible de masa de jabón en el molde. Limpie los restos de jabón crudo de los tazones y utensilios con toallas de papel y tírelo a la basura. Eliminar la masa de jabón antes de lavar en el fregadero reduce los aceites y la lejía que bajan por las tuberías. Limpiar el exceso de masa de jabón antes de lavarlo en el fregadero es una gran precaución si sus tuberías son viejas o si tiene un tanque séptico. Si bien la acumulación de aceites de masa de jabón en las tuberías es poco común, es muy posible.

Para evitar obstrucciones, use agua extremadamente caliente y un jabón para platos que corte la grasa. Un detergente para platos con agente tensioactivo que corta la grasa ayuda a eliminar los aceites y evita los residuos grasos en los tazones y utensilios.

Una vez que se haya eliminado el exceso de jabón, reúna todos los recipientes, tazones y utensilios y transfiéralos a un fregadero vacío. Encienda el agua a fuego alto y llene los tazones y recipientes con agua y jabón para platos. Mientras los tazones se remojan, comience a lavar los utensilios con jabón para platos que corta la grasa y una esponja específica para enjabonar utensilios.

Para limpiar la batidora de varilla, sumerja la cabeza de la batidora de varilla en el recipiente lleno de agua caliente con jabón y encienda la batidora de varilla. Hacerlo ayuda a eliminar el jabón dentro del cabezal de la licuadora. Enjuague bien con agua caliente limpia.

Una vez que la licuadora esté limpia, use una esponja específicamente para lavar herramientas con jabón para fregar los tazones y recipientes. Enjuague bien para asegurarse de eliminar todo el jabón. Una vez terminado, frote el fregadero por completo con jabón para platos.

Emprendedor Digital

Blogger profesional, emprendedor apasionado de los negocios por internet. En busca de ideas innovadoras para emprender ya.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba